viernes, 25 de diciembre de 2009

Hohohohoho

No me molesta la navidad. Hasta podría decir que es lindo, pero hace un par de años que simplemente no me llega el "espíritu navideño". Ni ganas de ser mable ni deseos de gastar plata en regalos. O sea, a un par de personas importantes sí, pero nada más...

Pasaron varias cosas esta navidad, pero la más importante de todas fue que el caballero que se viste de Viejo Pascuero en la calle Maipú (el mismo que se pone desde que tengo memoria, en un trineo cuyos renos hechos de papel maché piden a gritos que los jubilen, y que necesita desesperadamente ganar unos kilos y lavar su barba postiza) se desmayó ayer, asumo que a causa del calor. No fui testigo del acontecimiento, pero según lo que me contaron, había un par de niños que miraban la escena un poco desconcertados.

¿Qué mas tiene de bueno la navidad? La cena, ayer comí filete relleno con champiñones. Los especiales de navidad de la tele: no es que me agraden mucho, pero me llama la atención la capacidad de los guionistas para expltar hasta el cansancio la misma "Historia de navidad", de Charles Dickens, en donde el avaro Scrooge recibe la visita de tres fantasmas de la navidad. Sólo hoy en la mañana hubo 2 versiones distintas en TVN, una después de la otra, y no me sorprendería que en la tarde dieran la versión que Bill Murray hizo un par de años atrás:




Pero el punto es que a la gente le gusta esta época. A lo mejor se olvidan por una noche de sus problemas y preocupaciones. Y de repente se acuerdan de Jesús. Buena onda ese loco, tiene la suerte de que su cumpleaños coincide en estas fechas.

¿Se imaginan como sería el nacimiento de Jesús hoy en día? No creo que fuera en un pesebre, me tinca más en una vulcanización , y en vez de encima de unmontón de paja y rodeado de animales domésticos, sería en un par de neumáticos viejos, rodeado del Fito en pana de su padre, don Pepe, y con su mamá, ñora María, tirada en una toalla manchada de mugre y aceite de auto. ¿Y los reyes? Tres hermanos: Melchor, Gaspar y Baltazar Reyes Pereira, que andaban medio perdidos siguiendo las indicaciones para llegar a la vulca después de haber reventado el neumático de la camioneta que los llevaba al oriente, a Mendoza probablemente. Y le regalarían incienso con olor a Cannabis, jabón líquido o alcohol gel para limpiarlo un poquito y 10 lucas para pasar la noche bajo techo. No habría sido tan malo después de todo...


4 comentarios:

Cabazorro dijo...

seria rodeados de autos tuneados wn!!

y joselo y la maria yasaret iban a la "belen`s party 2009"

Carola dijo...

caxai que nunca me habia puesto a pensar en la cantidad de películas que se ha hecho con la historia de Charles Dickens... es impresionante... de verdad que nunca había hecho el ejercicio mental...
Y año a año, soy de las que ve unas 9238091238 veces el mismo cuento en versiones diferentes... Me gusta... yo creo que me gusta porque es una de las únicas historias de navidad que es como más mundana sin perder "el sentido navideño" y esas cosas... (sin contar las películas como "el regalo soñado" y esas basuras que me cargan...)
El cuento este... tiene un algo especial...
Y del nacimiento de Jesús... nada que decir... nada...
Buena entrada...
disculpe los días de demora para llegar a comentarla...

Circo Pobre dijo...

A mí me gusta la Navidad, mucho. Si se vive con el sentido preciso es hermosa. Lo que si odio con todo mi ser es el año nuevo, que cosa más espantosa.
Hoy empieza oficialmente una de mis semanas favoritas: recuentos, rankings y reseñas a morir. Aparte coincide con el fin de década, yo ya estoy sacando mis cuentas!!
A ver si coincidimos por ahí, saludos!

Daniela dijo...

Ya perdimos gusto por la Navidad por que no esperamos nada.
La Navidad pasada creo q recibi tres regalos, todos utiles, todos accesibles... no es como antes, que esperabamos 15 regalos, de los cuales 3 nos servian (por que no eran juguetes) y que por supuesto no nos gustaban.
Con respecto a las peliculas, nada.. es como Pascua, lo mismo, desde que tengo memoria.